De todas formas, creo que está bien que haya gente que hace ese tipo de sitios, pues no todos los clientes necesitan tener un sitio Web profesional , o hecho especialmente para ellos. Muchos necesitan (se conforman) con un sitio hecho a partir de una plantilla y que sea económico.

En fin. Pero para aquellos clientes que SI consideran que su sitio Web es una inversión y no un gasto, será necesario desarrollarles un sitio Web innovador, personalizado, bien diseñado y bien armado, y es ahí donde aplicaremos el proceso creativo.

¿Qué es el proceso creativo?

Como su nombre lo indica, es un “proceso”. Eso de la inspiración y de que hay que tener el “don” para poder hacer buenos sitios o crear algo es una vil mentira. Cualquier persona puede crear un buen sitio (aunque no necesariamente un buen diseño), y depende en parte de que siga estos pasos al pie de la letra:

Debo aclarar que este proceso está basado en mi experiencia en el desarrollo Web y en los estudios que he tenido al respecto. El proceso creativo es un concepto genérico que es aplicado en diseño, arquitectura, arte y todas esas especialidades que dicen ser artísticas (a pesar de que lo primero que te enseñan es la “técnica” de crear y que todo buen trabajo requiere 80% de sudor y 20% de inspiración).

PASOS

Paso 1: Obtener la información

Paso 2: Analizar la información

Paso 3: Proponer algo novedoso

Paso 4: Definir el contenido

Paso 5: Manos a la obra